Universidad de Salamanca

LEER EL PAISAJE

A la salida de la cárcel

Fray Luis de León: Odas


IMÁGENES (foto jjferia):

Monumento a Fray Luis de León y fachada de la Universidad de Salamanca

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El nombre de Fray Luis de León está estrechamente unido a la imagen de la dorada Salamanca y su célebre Universidad. La imagen de la estatua de bronce ante su fachada plateresca refleja la íntima armonía del profesor y su Alma mater, de fray Luis de León y Salamanca. Uno de los sucesos más difundido de su vida es la encarcelación en los calabozos de la Inquisición de Valladolid, donde pasó cinco años. Tras esta injusta reclusión, la voz popular difundió que, al reanudar su actividad docente en la Universidad de Salamanca, pronunció la célebre expresión: “Decíamos ayer…” Con estos hechos se ralaciona directamente la también célebre décima “Al salir de la cárcel”:

Fachada plateresca de la Universidad de Salamanca (foto jjferia)

ODA XXIII – AL SALIR DE LA CÁRCEL

Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,

y con pobre mesa y casa
en el campo deleitoso
con sólo Dios se compasa
y a solas su vida pasa
ni envidiado ni envidioso.

Fachada
Monumento a Fray Luis de León (foto jjferia)

 ODA X – A FELIPE RUIZ

¿Cuándo será que pueda,
libre desta prisión volar al cielo,
Felipe, y en la rueda,
que huye más del suelo,
contemplar la verdad pura sin duelo?

Allí a mi vida junto,
en luz resplandeciente convertido,
veré distinto y junto
lo que es y lo que ha sido,
y su principio propio y ascondido.

Entonces veré cómo
la soberana mano echó el cimiento
tan a nivel y plomo,
dó estable y firme asiento
posee el pesadísimo elemento.

Veré las inmortales
columnas do la tierra está fundada;
las lindes y señales
con que a la mar hinchada
la Providencia tiene aprisionada;

por qué tiembla la tierra;
por qué las hondas mares se embravecen,
dó sale a mover guerra
el cierzo, y por qué crecen
las aguas del Océano y descrecen;

de dó manan las fuentes;
quién ceba y quién bastece de los ríos
las perpetuas corrientes;
de los helados fríos
veré las causas, y de los estíos;

las soberanas aguas
del aire en la región quién las sostiene;
de los rayos las fraguas,
dó los tesoros tiene
de nieve Dios, y el trueno dónde viene.

¿No ves cuando acontece
turbarse el aire todo en el verano?
El día se ennegrece,
sopla el gallego insano,
y sube hasta el cielo el polvo vano;

y entre las nubes mueve
su carro Dios, ligero y reluciente;
horrible son conmueve,
relumbra fuego ardiente,
treme la tierra, humíllase la gente;

la lluvia baña el techo;
invían largos ríos los collados;
su trabajo deshecho,
los campos anegados,
miran los labradores espantados.

Y de allí levantado,
veré los movimientos celestiales,
ansí el arrebatado
como los naturales,
las causas de los hados, las señales.

Quién rige las estrellas
veré, y quién las enciende con hermosas
y eficaces centellas;
por qué están las dos Osas
de bañarse en el mar siempre medrosas.

Veré este fuego eterno,
fuente de vida y luz, dó se mantiene;
y por qué en el invierno
tan presuroso viene,
quien en las noches largas se detiene.

Veré sin movimiento
en la más alta esfera las moradas
del gozo y del contento,
de oro y luz labradas,
de espíritus dichosos habitadas.

Fray Luis de León: Odas

Leer más
Al salir de la cárcel, Fray Luis de León
Al salir de la cárcel, Fray Luis de León (foto jjferia)
VER: Ser en la vida romero: Renaciente maravilla.

Pinterest_logo

wikiloc

Inicio

Anuncios