Puerto de Tablada

LEER EL PAISAJE

LA SERRANA DE TABLADA

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita: Libro del Buen Amor


IMÁGENES (foto jjferia):

Puerto de Tablada, monumento al Arcipreste de Hita y fuente de Aldara

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Tablada17
1330-1930. Al Arcipreste de Hita, cantor desta sierra do gustó las aguas del río de Buen Amor (foto jjferia).

CÁNTIGA DE SERRANA

Çerca la Tablada
la sierra passada
fallem’con Aldara
a la madrugada.

En çima del puerto
coidéme ser muerto
de nieve e de frío
e d’ese roçío
e de grand elada.

[Ya] a la deçida
di una corrida,
fallé una serrana
fermosa, loçana,
e bien colorada.

Dixe yo a ella:
«Omíllome, bella».
Diz: «Tú que bien corres,
aquí non te engorres,
anda tu jornada.»

Yo’l dix: «Frío tengo,
e por eso vengo
a vos, fermosura,
quered, por mesura
oy darme posada.»

LEER EL PAISAJE
Camino desde Tablada al puerto (foto jjferia)

Díxome la moça:
«Pariente, mi choça
el que en ella posa,
conmigo desposa,
o dam grand soldada.»

Yo’l dixe: «De grado,
mas só cassado
aquí en Ferreros;
mas de mis dineros
darvos he, amada.»

Diz: «Trota conmigo.»
Levóme consigo,
e diom buena lunbre,
como es de costunbre
de sierra nevada.

Diom’ pan de çenteno,
tiznado, moreno,
e diom vino malo,
agrillo e ralo,
e carne salada.

Diom’ queso de cabras:
«Fidalgo», diz: «abras
ese blaço, et toma
un tanto de soma,
que tengo guardada.»

LEER EL PAISAJE
Fuente de Aldara cerca del Monumento al Arcipreste de Hita (foto jjferia)

Diz: «Huésped, almuerça,
e bebe e esfuerça,
caliéntate e paga,
de mal no’s te faga
fasta la tornada.

Quien dones me diere,
quales yo pediere,
avrá bien de çena,
et lechiga buena,
que no’l coste nada.»

«Vós, que eso dezides,
¿por qué non pedides
la cosa çertera?»
Ella diz: «¡Maguera!,
¿E si’m será dada?»

»Pues dam una çinta
bermeja bien tinta,
e buena camisa
fecha a mi guisa,
con su collarada.

»Et dam buenas sartas
de estaño e fartas,
et dame halía
de buena valía,
pelleja delgada.

LEER EL PAISAJE
Sierra de Guadarrama desde el Mirador del Arcipreste (foto jjferia)

»E dam buena toca
listada de cota,
e dame çapatas
de cuello bien altas
de pieça labrada.

»Con aquestas joyas
quiero que lo oyas,
serás bien venido;
serás mi marido
e yo tu velada.»

«Serrana señora,
tanto algo agora
non trax por ventura;
mas faré fiadura
para la tornada.»

Díxome la heda:
«do non ay moneda,
non ay merchandía,
nin ay tan buen día,
nin cara pagada.

»Non ay mercadero
bueno sin dinero,
e yo non me pago
del que no’m da algo,
nin le do posada.

»Nunca de omenaje
pagan ostalaje,
por dineros faze
omen quanto’l plase,
cosa es probada.»

Juan Ruiz. Arcipreste de Hita (s. XIV): Libro del Buen Amor

LEER MÁS…
LEER EL PAISAJE
Puerto del Tablada, cerca del Alto del León, actual puerto de Guadarrama (foto jjferia)

ÁLBUM DE FOTOS (flickr):

Puerto de TabladaInicio

Mohernando y Guadalajara

  • TEXTO: Ensienplo del mur de Monferrado e del mur de Guadalfajara, Estrofas 1370-1386 (Juan Ruiz, Arcipreste de Hita: Libro del Buen Amor).
  • IMÁGENES: Vista parcial de Mohernando, provincia de Guadalajara; fachada y patio de los Leones del palacio del Infantado en Guadalajara (foto jjferia).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Siguiendo la fábula de Esopo “El ratón de campo y el ratón de ciudad”, un ratón urbanita —mur de Guadalfajara— fue convidado a comer en su humilde agujero por un ratón aldeano —mur de Monferrado (o Monfernando, hoy Mohernando, pueblecillo casi al lado de Hita, la villa del Arcipreste)—. Por todo ágape le sirvió un haba, que a duras penas se pudo comer en compañía de su anfitrión en la paz de su rústico escondrijo. El de Guadalajara le correspondió invitándole a compartir ricas viandas en su residencia palaciega de la vecina ciudad. Pero cuando más animados andaban los dos dando buena cuenta del banquete…

ENSIENPLO DEL MUR DE MONFERRADO ET DEL MUR DE GUADALFAJARA

Mur de Guadalfajara un lunes madrugava,
fuese a Monferrado, a mercado andava,
un mur de franca barva resçibiól en su cava,
convidól a yantar, e diole una fava.

Está en mesa pobre buen gesto e buena cara,
con la poca vianda buena voluntad para,
a los pobres manjares el plaser los repara,
pagós del buen talente mur de Guadalfajara.

La su yantar comida, el manjar acabado,
convidó el de la villa al mur de Monferrado,
que el martes quisiese ir ver el su mercado,
e como él fue suyo, fuese él su conbidado.

Mohernando (Monferrado) localidad próxima a la ciudad de Guadalajara
Mohernando (Monferrado) localidad próxima a la ciudad de Guadalajara (foto jjferia)

Fue con él a su casa, et diol mucho de queso,
mucho toçino lardo, que non era salpreso,
enxundias e pan cocho sin rraçión e syn peso,
con esto el aldeano tóvose por bien apreso.

Manteles de buen lienço, una blanca talega,
bien llena de farina, el mur allí se allega,
mucha honra le fiso e servisio quel plega,
alegría, buen rostro con todo esto se llega.

Está en mesa rica mucha buena vianda,
un manjar mejor que otro a menudo y anda,
et demás buen talente, huésped esto demanda,
solás con yantar buena todos omes ablanda.

Do comían e folgavan, en medio de su yantar
la puerta del palaçio començó a sonar:
abriala su señora, dentro quería entrar,
los mures con el miedo fuyeron al andar.

Mur de Guadalfajara entró en su forado,
el huésped acá e allá fuía deserrado,
non tenía lugar çierto do fuese anparado,
estovo a lo escuro a la pared arrimado.

Patio de los Leones del Palacio del Infantado.
Patio de los Leones del Palacio del Infantado (foto jjferia).

Çerrada ya la puerta e pasado el temor,
estava el aldeano con fiebre e con tremor,
falagával el otro desyendol: “amigo, señor,
alégrate et come de lo que as más sabor.

Este manjar es dulçe, sabe como la miel.
Dixo el aldeano al otro:  “venino yase en él:
el que teme la muerte, el panal le sabe a fiel,
a ti solo es dulçe, tú solo come dél.

Al ome con el miedo nol sabe dulçe cosa,
non tiene voluntad clara  la vida temerosa;
con miedo de la muerte la miel non es sabrosa,
todas cosas amargan en vida peligrosa.

Más quiero rroer fava seguro e en pas
que comer mil manjares corrido e syn solás;
las viandas preçiadas con miedo son agrás,
todo es amargura, do mortal miedo yas.

Casa rústica tradicional de Mohernando.
Casa rústica tradicional de Mohernando (foto jjferia).

¿Por que tanto me tardo? aquí todo me mato,
del miedo que he habido quando bien me lo cato,
como estava solo, si viniera el gato,
ally me alcançara e me diera mal rrato.

Tú tienes grandes casas, mas ay mucha conpaña,
comes muchas viandas, aquesto te engaña,
buena es mi poblesa en segura cabaña:
que mal pisa el omen, el gato mal rascaña.

Con pas e con segurança es buena la poblesa,
al rrico temeroso es poble la rriquesa,
sienpre tiene reçelo e con miedo tristesa,
la pobredat alegre es muy noble rriquesa.

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (1284?-1351?): Libro del Buen Amor

Libro del Buen Amor
Leer más

AUDIOLIBRO: El ratón de Monferrado y el de Guadalajara (Adaptación).

Pinterest_logo

wikiloc

De Malagosto a Sotosalbos

Sotosalbos3

LA SERRANA DE MALANGOSTO

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita: Libro de Buen Amor


IMAGEN (jjferia): Iglesia románica de San Miguel de Sotosalvos y establecimientos con nombres alusivos al arcipreste y su obra.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

TRAS LOS PASOS DEL ARCIPRESTE DE HITA: El Arcipreste va de viaje por la sierra de Guadarrama (“Vome fasia Sotos-albos”). Al llegar al puerto de Malagosto, antes de bajar a Sotosalbos, villa segoviana situada al pie del puerto, se ve sorprendido por una serrana (la Chata de Malangosto) ventera de armas tomar, que le reclama el peaje. Va armada con una honda, y ante las reservas del Arcipreste se lo echa al hombro (“en su pescueso me puso como a çurron liviano”) y lo lleva a la venta para agasajarlo y solazarse mutuamente: “Por la muñeca me priso, ove de faser quanto quiso”. El poeta demuestra conocer estos parajes serranos nunca exentos de riesgos y dificultades, sobre todo en invierno. De modo que no es descabellado pensar que la bella iglesia románica de Sotosalbos bien pudo albergar como párroco, al cura joven, pícaro y andariego de las Cantigas. En imparable retroceso, en la actualidad el villorrio intenta recuperarse con reclamos de su más ilustre visitante y del «Libro del buen amor» que inmortalizó  a Sotosalbos con tan solo nombrarlo (JJFERIA).

Sotosalbos1
Hostal del Buen Amor de Sotosalbos (foto jjferia).

CÁNTICA DE SERRANA

Passando una mañana
el puerto de Malangosto,
salteóme una serrana
al asomante de un rostro:
«Fademaja», diz, «¿dónde andas?
¿Qué buscas o qué demandas
por aqueste puerto angosto?»

Dixle yo a la pregunta:
«Vome fazia Sotosalvos».
Diz: «El pecado te barrunta
en fablar verbos tan bravos,
que por esta encontrada,
que yo tengo guardada,
non pasan los omnes salvos».

Paróseme en el sendero
la gaha, roín [e] heda:
«A la he», diz, «escudero,
aquí estaré yo queda
fasta que algo me prometas;
por mucho que te arremetas,
non pasarás la vereda».

Díxele yo: «Por Dios, vaquera,
non me estorves mi jornada:
tuelte e dame carrera,
que non trax para ti nada».
Ella diz: «Dende te torna,
por Somosierra trastorna,
que non avrás aquí passada».

Sotosalbos4
Iglesia románica de San Miguel de Sotosalbos (jjferia).

La Chata endïablada,
¡que Sant Illán la confonda!,
arrojóme la cayada
e rodeóme la fonda,
enaventóme el pedrero,
diz: «¡Par el Padre verdadero,
tú me pagarás oy la ronda!»

Fazia nieve e granizava;
díxome la Chata luego,
fascas que me amenazava:
«Págam’, si non verás juego».
Díxel yo: «Par Dios, fermosa,
dezirvos he una cosa:
más querría estar al fuego».

Diz: «Yo te levaré a cassa,
e mostrarte he el camino,
fazerte he fuego e brasa,
darte he del pan e del vino;
¡alaúd!, prometme algo,
e tenerte he por fidalgo;
¡buena mañana te vino!»

Yo, con miedo e arrezido,
prometíl una garnacha
e mandél para el vestido
una broncha e una pancha;
ella diz: «D’oy más amigo,
anda acá, trota conmigo,
non ayas miedo al escacha».

Sotosalbos5
Casa rural Malangosto de Sotosalbos (foto jjferia)

Tomóme rezio por la mano,
en su pescueço me puso
como a çurrón liviano
e levóm la cuesta ayuso:
«Hadeduro, non te espantes,
que bien te daré qué yantes,
como es de la sierra uso».

Pússome mucho aína
en una venta con su enhoto;
diome foguera de enzina,
mucho gaçapo de soto,
buenas perdizes asadas,
fogaças mal amassadas
e buena carne de choto;

de buen vino un quartero,
manteca de vacas mucha,
mucho queso assadero,
leche, natas e una trucha;
dize luego: «Hadeduro,
comamos d’este pan duro;
después faremos la lucha».

Sotosalbos2
Taberna del Arcipreste de la localidad segoviana de Sotosalbos (foto jjferia).

Desque fui un poco estando,
fuime desatiriziendo;
como me iva calentando,
ansí me iva sonriendo;
oteóme la pastora,
diz: «¡Ya, conpañón! Agora
creo que vo entendiendo».

La vaqueriza traviessa
diz[e]: «Luchemos un rato;
liévate dende apriesa,
desbuélvete de aqués hato».
Por la muñeca me priso,
ove de fazer quanto quiso:
creet que fiz buen barato.

Juan Ruiz, Arcipreste de Hita (c.1284-c.1351)Libro de Buen Amor

LEER MÁS (Versión actual)

Pinterest_logowikiloc

Inicio