Altas Torres de Madrigal

Madrigal_5

MADRIGAL DE LAS ALTAS TORRES

Miguel de Unamuno: Cancionero


IMÁGENES (foto jjferia):

Murallas y torres, plaza del Cristo, iglesias y vista general de Madrigal de las Altas Torres

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nota al poema 405 del Cancionero: Madrigal de las Altas Torres, villa en la provincia de Ávila, tuvo gran importancia en la Edad Media castellana. Las murallas que antaño la cercaban hoy están en ruinas. En ella nació la reina Isabel la Católica en 1451. El príncipe don Juan, único hijo varón de su matrimonio con el rey don Fernando murió en Salamanca en 1497, y fue enterrado en la iglesia del monasterio de dominicos de Santo Tomás de Ávila. En el castillo de la Mota, de Medina del Campo, estuvo preso César Borja, que logró evadirse de su prisión y huir a Navarra, donde poco más tarde encontró la muerte. En esta villa de la provincia de Valladolid residió el que luego fue San Juan de la Cruz, como enfermero de un hospital, incorporándose más tarde a la reforma que de la Orden de los Carmelitas llevó a cabo Santa Teresa de Jesús. Carlos I, nieto de los Reyes Católicos, primero de la dinastia de los Austrias, había nacido en Gante, y sustituyó el águila de San Juan del escudo de sus abuelos por el águila bicéfala, símbolo de su imperio, y del Norte de Europa llegan los primeros anuncios de la tempestad luterana. Medina del Campo fue centro de la guerra de las Comunidades, en las que Maldonado, Bravo y Padilla representaban, respectivamente, a Salamanca, Segovia y Toledo. El rey don Sebastián de Portugal desaqpareció en Alcázarquivir en 1578, sucediéndole en el trono su tío el rey Felipe II de España; y en Madrigal apareció un pastelero llamado Gabriel Espinosa, alegando ser el desaparecido monarca lusitano, lo que da lugar al nacimiento de una leyenda a la que el rey don Felipe puso fin con la vida del falsario el 31 de julio de 1595. En Madrigal murió Fray Luis de León, en 1591.- Miguel de Unamuno.

Madrigal_4
Iglasias de Santa María del Castillo y de San Nicolás de Bari.

405

MADRIGAL DE LAS ALTAS TORRES

Ruinas perdidas en campo
que lecho de mar fue antes de hombres,
tus cubos mordieron el polvo,
Madrigal de las Altas Torres.

Tú la cuna de Isabel, tumba
de don Juan, fatídico brote,
cayó en Salamanca dorada
y en Ávila fúnebre corte.

Medina del Campo sueña
—cigüeñas, cornejas al borde—
el de César Borja, ¡qué salto!;
San Juan de la Cruz que se esconde.

Cielo del águila bicéfala,
nubarrones llegan del norte;
Maldonado, Bravo, Padilla;
Lucero a lo lejos responde.

Don Sebastián el Encubierto,
el rey del misterio, Quijote
de Portugal, ¡ay pastelero!,
venías quién sabe de dónde…

Fray Luis de León, ojos, mano
se doblan a la última noche;
quebrada la cárcel de carne
su mente al sereno se acoge.

¡Castilla, Castilla, Castilla!
madriguera de recios hombres;
tus castillos muerden el polvo,
Madrigal de las Altas Torres;
ruinas perdidas en lecho
ya seco de ciénaga enorme.

17-IX-29

Miguel de Unamuno (1864-1935): Cancionero

LEER MÁS
Madrigal_1
Vista de la localidad desde los campos cerealísticos.

Inicio

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s