Santo Toribio de Liébana

liebana_15

LIGNUM CRUCIS

Gerardo Diego: “Mi Santander, mi cuna, mi palabra”


Imágenes: Monasterio de Santo Toribio de Liébana e Iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña (foto jjferia)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

liebana_17
Claustro del Monasterio de Santo Toribio de Liébana (foto jjferia).

ECCE LIGNUM CRUCIS

Apenas emprendido el camino, subamos, con la debida emoción, por una carreterita que parte hacia la izquierda escasamente a 500 metros de Potes. Hemos llegado a lo que parece ser puede llamarse, con razón (y para los españoles si es con razón ha de declararse que también es con sonrojo), el mayor santuario de la Cristiandad. Decía de él un viejo clérigo (que siempre hacía la advertencia de que salvaba “la opinión de su ilustrísima”) que si no existiera la Cátedra de Pedro, en Roma, la capital del mundo cristiano estaría aquí. Porque aquí está, según testimonios escritos de una antigüedad venerable, la mayor reliquia del mundo. El brazo izquierdo de la Santa Cruz en que fuimos redimidos. Se conserva en estas montañas y en este Monasterio de Santo Toribio ―que antes se llamó de San Martín― desde el año 724, en que fue instalada aquí por Alfonso I el Católico, que no la consideraba segura en otro lugar. Esta reliquia había sido traída de Tierra Santa por el obispo de Astorga, Santo Toribio, debelador de herejías, en el siglo V, y escondida primeramente en la corte de Cangas, para librarla de las profanaciones del sarraceno. Sólo se consideró arca fuerte e inexpugnable este arca de rocas y de robles, donde ha estado durante siglos, olvidada de los cristianos, la cuna de nuestra salvación. Hubo un tiempo en que Europa peregrinaba a este rincón. Pero hubo otro tiempo en que la “cultura” de los pedantes destruyó la venerable biblioteca del Monasterio, en que acaso se guardaba la partida de nacimiento de muchos días oscuros de nuestra historia, sobre todo de los primeros reinados de la Reconquista.

De cuando en cuando, alguien se sonrojaba de este abandono y en una de esas se levantaba la rica capilla barroca en que, dentro de un relicario que hoy está guardado dentro de una caja fuerte, se tení expuesto el inefable testimonio del ápice de la presencia de Cristo entre nosotros los mortales

Como siempre, sólo los humildes fueron fieles. Los pastores, los montaraces, los labriegos que trabajaban unas tierra chicas como pañuelos entre las rocas; los de belén, en Suma, no abandonaron su Tesoro. Todos los viernes del año, representantes de todos los valles de Liébana han subido durante siglos a adorar al Santo Leño. Recemos un “Pater Noster”, compañero, inclinémonos con humildad ante el Dulce Árbol y descendamos de nuevo a la carretera que hemos abandonado.

Víctor de la Serna: Nuevo Viaje por España (La ruta de los foramontanos).

liebana_24
Relicario del lignum crucis del monasterio de Santo Toribio de Liébana (foto jjferia).

LIGNUM CRUCIS
«Santo Toribio de Liébana»

Mírala bien.
Lignum Crucis.
Ésta es la mayor reliquia
de Jerusalem.

Esa astilla renegrida,
Lignum Crucis,
leño de vida,
es nuestra joya y rehén.

Esa madera morena,
Lignum Crucis,
es la que halló Santa Elena.
Mírala.

La adora el hombre y el oso,
Lignum Crucis,
el arcángel y el raposo.
Ahí está.
Sube al altar. Bésala.

Santo Toribio de Liébana,
Santo Tirso, «Santotís»,
y el Santo de la Calzada
y San Francisco el de Asís:
cuatro Santos la llevaban
por las calles de Madrid.
Cuatro Santos invisibles
con madera de raíz.
Mírala bien.
Lignum Crucis.

La adora el hombre y el oso
y el madroño prodigioso.
Ahí está.
No. Allí. Allí.
Sí, que donde estaba está.
Sube al altar. Bésala.

liebana33
Iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña.

SANTA MARÍA DE LEBEÑA

Santa María de Lebeña
en su paisaje de milagro
sueña.

Canta el azul agua del Deva.
Sueños del último nevero
lleva.

Qué majestad y qué ternura.
El alma aquí se me destoca,
pura.

Santa María es grande y chica.
Es flor cerrada, es flor abierta,
rica.

¿La llave? Nadie. Es flor cerrada.
Mozarabismo. No sabemos
nada.

Gerardo Diego (1896-1987): Mi Santander, mi cuna, mi palabra.

LEER MÁS

Ser en la vida romero: Santo Toribio de Liébana

Ver álbum en Flickr:
Liébana


Pinterest_logo

wikiloc

Inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s