Puente del Arzobispo

El río Tajo a su paso por la localidad toledana de Puente del Arzobispo.
  • TEXTO: Romance burlesco: “A vos digo, señor Tajo (Luis de Góngora y Argote: Poesías).
  • IMÁGENES: Puente del Arzobispo sobre el río Tajo en la localidad toledana del mismo nombre (foto jjferia).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Villanueva del Puente, vulgarmente llamada el Puente del Arzobispo, la fundó el insigne Prelado D. Pedro Teneorio, Arzobispo de Toledo, quien asimismo mandó hacer junto a ella un famoso puente sobre el Tajo, con once ojos. Se ha renovado últimamente, reedificando tres de ellos: es de las obras más dignas, grandiosas, y benéficas entre las muchas que aquel gran Prelado dexó hechas: su construcción es fortísima, y para defensa mandó hacer dos torreones en los tercios del puente. Sobre el arco del primero, saliendo de la villa, hay un letrero de muy bellos caracteres, según la usanza de entonces, en que se lee: Esta puente con sus torres de ella mandó facer el mucho honrado en Christo Padre, y Señor D. Pedro Tenorio, por la gracia de Dios Arzobispo de Toledo. Acabose de hacer en el mes de Octubre el año del Señor de MCCCXXXVIII. (Antonio Ponz: Viage de España, 1786).

El río Tajo a su paso por la localidad toledana de Puente del Arzobispo.
El río Tajo a su paso por la localidad toledana de Puente del Arzobispo (foto jjferia).

A VOS DIGO, SEÑOR TAJO

A vos digo, señor Tajo,
el de las ninfas y ninfos
boquirrubio, toledano,
gran regador de membrillos.

A vos el vanaglorioso
por el extraño artificio,
en España más sonado
que nariz con romadizo.

Famoso entre los poetas,
tan leído como escrito,
y de todos celebrado
como el día del domingo,

Por las musas pregonado
más que jumento perdido,
por ríos de arenas de oro,
sin aureolas cernido.

Llamado sois con razón
de todos sagrado río,
pues que pasáis por en medio
del ojo de un Arzobispo.

Vos, que en las sierras de Cuenca
(mirad qué humildes principios)
nacéis de una fuentecilla
adonde se orina un risco.

Vos que por pena cada año
de vuestros graves delitos,
os menean las espaldas
más de docientos mil pinos.

Acordaos de todo aquesto
y bajad el toldo, amigo,
cuando furioso regáis
los jardines de Filipo.

Cuando sean vuestras aguas
munición de cien mil tiros,
admiración de los ojos,
y batería de castillos.

Cuando vuestras aguas sean
relojes de peregrinos,
que miden el sol por cuartos
y la luna por sus quintos;

Cuando mil nevados cisnes
pasen vuestros vados fríos,
cuando beban vuestras aguas
Mil ciervos de Jesucristo!

Luis de Góngora y Argote (1561-1627) Poesías

Leer más
El río Tajo a su paso por la localidad toledana de Puente del Arzobispo.
El río Tajo a su paso por la localidad toledana de Puente del Arzobispo (foto jjferia).

El poeta se burla del carácter “sagrado” del río atribuyéndolo al hecho de que pasa “por en medio / del ojo del Arzobispo”. La lectura inofensiva entiende que el ojo es el gran arco del puente, pero la burlesca nos lleva a una interpretación escatológica en donde la procedencia sagrada del río se debe a que pasa precisamente por el “ojo” —no el de la cara— del Arzobispo. El romance que acaba aludiendo, a “mil ciervos de Jesucristo” (siervos de Jesucristo) que beben de estas aguas fecales.


Pinterest_logo

wikiloc

Inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s