Encomienda de Ocaña

Ocaña 3
  • IMÁGENES: Teatro Lope de Vega, Plaza Mayor y Rollo de la justicia de Ocaña (foto jjferia).
  • TEXTO: Peribáñez ante el Rey, Acto III, escena XXIX (Lope de Vega: Peribáñez y el comendador de Ocaña).

El Comendador de Ocaña pone sus ojos en Casilda recién casada con Peribáñez, un labrador de esta encomienda santiaguista a quien aquel aleja de su casa con engaños.Pero éste regresa de improviso y sorprende al Comendador galanteando a su joven esposa. Tras herirlo de muerte en defensa de su honra, gana finalmente el perdón del rey que además le nombra capitán, como se escenifica al final de la obra:

PERIBÁÑEZ ANTE EL REY:

PERIBÁÑEZ   ¿Cómo, gran señor, puedo hablar
si me ha faltado la habla
y turbado los sentidos
después que miré tu cara?
Pero, siéndome forzoso,
con la justa confianza
que tengo de tu justicia,
comienzo tales palabras.
Yo soy Peribáñez.

REY   ¿Quién?

PERIBÁÑEZ   Peribáñez el de Ocaña.

REY   ¡Matalde, guardas, matalde!

REINA   No en mis ojos. Teneos, guardas.

REY   Tened respeto a la reina.

PERIBÁÑEZ    Pues ya que matarme mandas,
¿no me oirás siquiera, Enrique,
pues Justiciero te llaman?

REINA   Bien dice. Oílde, señor.

REY   Bien decías; no me acordaba
que las partes se han de oír,
y más cuando son tan flacas.

Prosigue.

PERIBÁÑEZ   Yo soy un hombre,
aunque de villana casta,
limpio de sangre, y jamás
de hebrea o mora manchada.
Fui el mejor de mis iguales,
y en cuantas cosas trataban
me dieron primero voto,
y truje seis años vara.
Caséme con la que ves,
también limpia, aunque villana,
virtüosa, si la ha visto
la envidia asida a la fama.
El Comendador Fadrique,
de vuesa villa de Ocaña
señor y Comendador,
dio, como mozo, en amarla.
Fingiendo que por servicios,
honró mis humildes casas
de unos reposteros, que eran
cubiertos de tales cargas.
Diome un par de mulas buenas;
mas no tan buenas, que sacan
este carro de mi honra
de los lodos de mi infamia.
Con esto intentó una noche,
que ausente de Ocaña estaba,
forzar mi mujer, mas fuese
con la esperanza burlada.
Vine yo, súpelo todo,
y de las paredes bajas
quité las armas, que al toro
pudieran servir de capa.
Advertí mejor su intento;
mas llamóme una mañana
y díjome que tenía
de vuestras altezas cartas
para que con gente alguna
le sirviese esta jornada.
En fin, de cien labradores
me dio la valiente escuadra.
Con nombre de capitán
salí con ellos de Ocaña;
y como vi que de noche
era mi deshonra clara,
en una yegua a las diez
de vuelta en mi casa estaba;
que oí decir a un hidalgo
que era bienaventuranza
tener en las ocasiones
dos yeguas buenas en casa.
Hallé mis puertas rompidas
y mi mujer destocada,
como corderilla simple
que está del lobo en las garras.
Dio voces, llegué, saqué
la misma daga y espada
que ceñí para servirte,
no para tan triste hazaña;
paséle el pecho, y entonces
dejó la cordera blanca,
porque yo, como pastor,
supe del lobo quitarla.
Vine a Toledo, y hallé
que por mi cabeza daban
mil escudos; y así quise
que mi Casilda me traiga.
Hazle esta merced, señor,
que es quien agora la gana,
porque viüda de mí,
no pierda prenda tan alta.

REY   ¿Qué os parece?

REINA   Que he llorado;
que es la respuesta que basta
para ver que no es delito,
sino valor.

REY   ¡Cosa estraña
que un labrador tan humilde
estime tanto su fama!
¡Vive Dios que no es razón
matarle! Yo le hago gracia
de la vida. Mas, ¿qué digo?
Esto justicia se llama.
Y a un hombre deste valor
le quiero en esta jornada
por capitán de la gente
misma que sacó de Ocaña.
Den a su mujer la renta,
y cúmplase mi palabra;
y después desta ocasión,
para la defensa y guarda
de su persona, le doy
licencia de traer armas
defensivas y ofensivas.

PERIBÁÑEZ   Con razón todos te llaman
don Enrique el Justiciero.

REINA   A vos, labradora honrada,
os mando de mis vestidos
cuatro, porque andéis con galas,
siendo mujer de soldado.

PERIBÁÑEZ   Senado, con esto acaba
la tragicomedia insigne
del Comendador de Ocaña.

Lope de Vega (1562-1635):
Peribáñez y el Comendador de Ocaña

Leer más

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s